Averías del filtro de partículas

Todo mecánico o conductor experimentado sabe que el filtro de partículas es un dispositivo delicado y por tanto causa frecuente de fallos. A continuación desgranamos en detalle la causa más habitual de las averías del filtro de partículas.

La mayor parte de estos malos funcionamientos vienen causados por su obstrucción. La saturación del filtro evita que siga reteniendo las partículas correctamente. Además, tiene un efecto colateral, que es que hace que los gases de escape no circulen correctamente, y puede acabar derivando en fallos del motor.

Hacer un buen uso

Para evitar este inconveniente, los diésel modernos emplean sistemas que se encargan de la regeneración automática del filtro de partículas. No obstante, aunque tu coche sea uno de ellos, siempre se recomienda llevar a cabo ciertas buenas prácticas. Por ejemplo, realizar periódicamente trayectos en carretera manteniendo el motor a un régimen de revoluciones alto, si el uso habitual que hacemos de nuestro coche es de trayectos cortos y en ciudad.

También es aconsejable informarse acerca del funcionamiento del filtro de partículas de nuestro coche, de manera que si este cuenta con un sistema de regeneración automática, seamos capaces de saber en qué momento se está regenerando el filtro para mantener encendido el motor hasta que haya terminado el proceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*