Circula con seguridad siguiendo estos consejos

Revisar el coche antes de salir de viaje, adecuarse a los límites de velocidad y cumplir la normativa son algunas de las premisas necesarias para conducir de forma segura.

¿Cómo conseguir que descienda de nuevo el número de muertos? Saber las normas y cumplirlas es básico para evitar un accidente en la carretera. Por ello, hoy queremos daros la pautas a seguir para circular con seguridad siguiendo estos consejos.

  • Conducir descansado y sin estrés. Si no se ha dormido lo suficiente o se tiene una gran preocupación, lo mejor es no subirse a un automóvil. Además, hay que evitar conducir nada más comer y conviene hacer paradas cada dos horas de viaje para descansar e hidratarse.
  • No subir a un coche tras consumir alcohol. Nunca, bajo ninguna circunstancia, se debe conducir bajo los efectos del alcohol, las drogas o medicamentos. Si se está enfermo, conviene no ponerse al volante; y si se toma medicación de manera puntual o regular, siempre hay que conocer qué efectos puede tener cada fármaco sobre la conducción. Por otro lado, en caso de necesitar gafas o lentillas para poder conducir, hay que llevar siempre unas de repuesto.
  • Tener presente la edad y sus consecuencias. Con la edad se tienen más achaques, se pierde vista, oído, los reflejos no son tan rápidos… Como estas cualidades son vitales en un conductor, conviene tenerlo en cuenta, hacerse revisiones periódicas y adaptar la conducción a las exigencias de cada edad.
  • Velocidad. Siempre hay que respetar los límites establecidos en cada momento en la vía y adecuar la marcha a otras circunstancias que puedan influir en el manejo del vehículo: retenciones, fenómenos climatológicos adversos, etc.
  • Mantener la distancia de seguridad. Para poder frenar o reaccionar ante un imprevisto sin tener un accidente por alcance con el coche de delante, hay que dejar siempre la distancia de seguridad entre los vehículos.
  • Adelantamientos. En los adelantamientos se producen numerosos accidentes. Por ello, es esencial hacerlos de manera correcta.
  • Revisar el coche antes de un viaje largo. Se debe revisar con tiempo los frenos, la dirección, las luces, la presión y el desgaste de los neumáticos y su dibujo, además de observar los niveles de agua y de aceite.
  • Colocar bien el equipaje. Nunca se debe llevar dentro del habitáculo objetos pesados que podrían causar daño al salir despedidos en caso de colisión o vuelco.
  • Planificar el viaje. Hay que conocer el estado del tiempo, la ruta por la que se irá hasta llegar al destino escogido, etc. Si se usa GPS, se debe programar antes de arrancar.
  • Niños en el coche. Los pequeños deben ocupar los asientos traseros y tienen que emplear sistemas de retención infantiles adecuados a su edad, peso y altura.
  • Un plus de seguridad. Hay que llevar el chaleco reflectante, los triángulos de señalización, una rueda de repuesto, un gato y el resto de herramientas para poder reparar pinchazos. Tampoco se debe olvidar la documentación del automóvil y tener el seguro y revisiones en vigor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*