Combustibles de calidad: pros y contras de cada uno

Si estás buscando combustible de calidad para los motores de sus vehículos, infórmate bien de cuáles le convienen a cada uno. Por ejemplo, la gasolina de 98 octanos tiene un bajo contenido en azufre y ayuda a mantener muy limpio el motor, lo cual ayuda a que mejore la calidad de su utilización.

La gasolina de 95 octanos se suele dirigir a los vehículos de menor potencia, ya que los motores con menos fuerza. Además, tiene un impacto menos peligroso, por lo que su uso resulta mucho más ecológico.

El bioetanol se considera un combustible renovable porque tiene un alto octanaje y es muy barato en España. El único problema es que para recorrer la misma distancia que un vehículo que utilice otro combustible, necesita más cantidad, por lo que el ahorro no es tanto. Además, necesita un mecanismo para arrancar cuando el vehículo está muy frío.

Gasóleo A, una elección inteligente

El gasóleo A resulta mucho más económico que la gasolina y se utiliza en los vehículos de diésel, pero hay una diferencia entre el que se pone en vehículos pesados y el que se usa en vehículos ligeros. El plus es una buena opción.

De hecho, el diésel plus, también conocido como Gasóleo A, tiene aditivos anticorrosivos que mejoran el proceso de combustión y lo aceleran.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*