Cómo afecta la falta de carburante al sistema de combustión

Para empezar, enumeraremos las cuatro partes más importantes del sistema de alimentación del combustible: el depósito, la bomba, el filtro y los inyectores.

El carburante que se inyecta en el depósito se quema dentro del motor, hasta donde llega succionado mediante una bomba eléctrica. Si el depósito queda prácticamente vacío, la bomba empieza a absorber aire, lo que supone más esfuerzo para este dispositivo.

¿Qué efectos puede tener apurar el depósito de gasolina hasta el límite?

  • Obstrucción del filtro de combustible. Cuando el tanque se vacía de gasolina quedan los sedimentos, que al ser absorbidos por el filtro pueden llegar a obstruirlos.
  • Fallos en los inyectores, que se pueden recalentar ante la falta de gasolina.

Si se produce una falla de tres de los componentes del sistema de alimentación del combustible (inyectores, filtros y bomba), la reparación  puede suponer un alto precio para el bolsillo del dueño del vehículo. Razón de más para no conducir con poco combustible.

Poco combustible no significa ahorrar.

Si piensas que por apurar el depósito te ahorras gasolina porque vas menos a la gasolinera, quítate esa idea de la cabeza. Mejor sigue algunos de estos consejos:

  • Llena el depósito antes de que llegue a la mitad.
  • Mantén el coche en buen estado. Es necesario recordarlo porque no siempre prestamos al coche la atención que debería.
  • Echa gasolina por la mañana, ya que la temperatura y densidad del carburante es mayor.
  • Conduce de manera adecuada. Por ejemplo, evitar acelerones y frenazos bruscos, conducir con marchas largas, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*