Cómo pasar tu coche al autogás

En la actualidad, hay algunos vehículos que pueden transformarse en coches de autogás o bi-fuel. Siempre es recomendable acudir a un especialista: taller, concesionario o marca, para que pueda indicarnos si nuestro coche puede variar de un combustible convencional al autogás.

La norma aclara que todos los vehículos de gasolina que quieran pasar a GLP pueden hacerlo, siempre que cumplan con la norma Euro3 o posterior, es decir, los coches que sean del 2001 en adelante. En algunas ocasiones, esta norma también se adhiere a coches del 1995 al 2001.

En estos casos es importante que consultemos con especialistas.

La etiqueta ECO, otro cantar

Debemos tener claro que el hecho de que transformemos nuestro coche en vehículo de autogás no nos da la etiqueta ECO. Dicha etiqueta sólo les corresponde a los coches de gasolina Euro 4, Euro 5 y Euro 6. Los Euro 3 quedarían, por tanto, excluidos de la misma.

¿Cómo puedo instalar un depósito de autogás?

Los coches de autogás suelen ser vehículos gasolina a los que se añade un segundo depósito de este combustible (de ahí que se conozcan como bi-fuel). El conductor los puede utilizar de forma indistinta.

La forma más habitual de instalarlo es debajo de la rueda de repuesto, en el maletero. De esta forma será una tubería la que lleve el autogás a los inyectores. Serán los trabajadores del taller los que se encarguen de homologar la instalación del depósito para el paso de la ITV.

Esta modificación está siendo cada vez más demanda por el interés que causa, ya que con esta modificación el usuario del coche puede evitar muchas de las restricciones por contaminación que van multiplicándose en este momento en todas las ciudades.

¿Qué ocurre con los diésel?

En caso de los coches diésel, no se pueden adaptar completamente al depósito de autogás debido al funcionamiento de este tipo de motores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*