Cómo usar tu coche con nieve

En los últimos días, la nieve ha sido la protagonista a lo largo de la península dificultando el transporte y viaje de muchas personas, por ello, hoy, desde Grupo Real queremos señalaros algunos consejos para saber cómo usar tu coche con nieve. Toma nota porque parece que el tiempo, de momento, no va a mejorar en la mayor parte del país.

  • No coger el coche. Es lo más básico, lo más obvio pero lo más importante también, porque más seguro que en casa no vas a estar. El coche solo debe cogerse si viajar es estrictamente necesario. Si no te queda más remedio que cogerlo, presta atención a los siguientes consejos.
  • Informarse del parte meteorológico. Cuando no existía Internet o la televisión tenías que mirar por la ventana y fiarte, pero ahora hay muchas formas de saber como está el tiempo en la zona que vamos a transitar, ya sea con nuestro móvil, los medios o algo muy útil, la web de AEMET.
  • Conocer el estado de las carreteras. Ahora que ya sabemos el tiempo toca saber si este afecta a las carreteras. Para ello la DGT ofrece mapas de tráfico actulizados continuamente. Gracias a ellos sabremos is el tráfico es propicio para circular o si las carreteras han sido cortadas o hay retenciones.
  • Seguir a la DGT en redes sociales. Si las webs de los organismos oficiales ya ofrecen información actualizada, las redes sociales también son fuentes de información en tiempo real, sobre todo en twitter.
  • Planificar el viaje para evitar problemas innecesarios. Después de saber todo lo anterior, llega el momento de saber por donde ir. Para ello lo mejor es siempre buscar las rutas más accesibles y siempre vías principales, evitando carreteras en la medida de lo posible donde quizás aún no hayan llegado los equipos de emergencia de limpieza de las carreteras.
  • Las cadenas son imprescindibles. Antes de salir de viaje será necesario tener listas nuestras cadenas, y para ello saber cuales necesitamos y cuantas teniendo en cuenta las especificaciones de nuestro coche.
  • Depósito siempre lleno. Por corto que sea el trayecto, si nos quedamos atrapados por culpa del temporal de nieve o una carretera bloqueada por conductores desprevenidos, se puede hacer eterno.
  • Equipar el coche con un “kit de supervivencia”. Si las cosas se complican en la carretera y nos quedamos tirados de noche siempre vendrá bien enfrentarnos a ese reto estando equipados con lo básico e imprescindible. Se recomienda llevar agua, algún alimento energético, ropa de abrigo y si se puede alguna manta en el coche.
  • Saber conducir en nieve. Con un pavimento nevado todo debe amplificarse, la precaución, la distancia de seguridad, la de frenado y siempre reducir la velocidad. El uso de las luces para ser visto también es muy importante y todos los gestos al volante siempre deben ser más suaves y precisos. La dirección no responde igual, los frenos parecen no servir y si hay hielo detener el coche será casi imposible.
  • Riesgos, los justos. Si nuestro coche o nuestras condiciones no permiten transitar vías nevadas o en un estado peligroso, lo mejor es no precipitarnos y darnos media vuelta si es posible, o detener el vehículo en un lugar seguro para evitar un accidente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*