Cuál es la diferencia entre renting y leasing

Muchas empresas y autónomos que requieren del uso de coches para el desarrollo de su trabajo optan cada vez más por dos fórmulas que seguro que habéis oído más de una vez, nos referimos a el renting y del leasing. ¿En qué consiste estos dos conceptos? ¿En qué se diferencia?

  • Cuando hablamos de este término nos referimos a una modalidad de alquiler de un vehículo por un tiempo concreto. Se paga a través de una cuota fija.
  • Se trata también de un alquiler de un vehículo, pero en este caso con opción a compra.

La semejanza que tienen ambos conceptos es que las dos tienen un contrato para el uso y disfrute del coche y el pago a través de una cuota periódica.

Además ambos contratos tienen ventajas fiscales para empresas y autónomos, pero solo cuando su uso es exclusivo para una actividad económica.

¿Cuáles son las principales diferencias?

  • En el renting no se incluye en principio la opción de compra del coche al término del contrato, aunque sí puede darse si la empresa arrendataria y el usuario arrendador del vehículo llegan a un acuerdo. En cambio el leasing si figura la opción de compra.
  • En el leasing el contrato dura un mínimo de dos años. En el renting la duración es entre uno y cinco años.
  • Una vez terminado el contrato, el usuario del leasing puede llevar a cabo la compra del vehículo -que es lo más normal ya que el objetivo último del contrato- o bien solicitar una prórroga o devolver el vehículo. En el renting, el usuario puede devolver el coche, renovar el contrato o solicitar un coche nuevo.
  • Con el contrato de renting la empresa asume los gastos del vehículo, tales como los impuestos, las reparaciones o el seguro. Al contrario que en el leasing que todos estos conceptos no están incluidos en el contrato de arrendamiento.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*