Efectos del calor en la conducción

Se acerca el verano y las altas temperaturas empiezan hacer estragos en esta primavera. ¿Cuáles son los efectos del calor en la conducción? 

El calor afecta a las capacidades y al comportamiento de quien conduce.

Colocarse al volante en un día caluroso puede tener consecuencias para la salud, ya que se calcula que en el interior de un vehículo se pueden alcanzar hasta 15 ºC más que en el exterior, lo que repercute de forma negativa en el estado de quien lo maneja.

Un exceso de temperatura en el coche puede suponer una reducción en la capacidad de concentración y de atención, además de una mayor probabilidad de aparición de fatiga y de somnolencia, según señalan desde la DGT.

La temperatura en la cabina es un factor determinante para la efectividad en el manejo del coche. Una temperatura elevada produce sueño, cansancio y agresividad. Esto afecta, sobre todo, a cuatro aspectos:

  1. El cuidado, atención y obtención de información: con estrés y calor aumentan los fallos en la conducción, porque no se ven las señales de la misma forma, hay reacciones más tardías y es más difícil mantenerse en el carril.
  2. La capacidad de reacción ante una circunstancia determinada: se calcula que a 37ºC se hacen más del doble de movimientos correctores durante la conducción que en condiciones normales.
  3. El nivel de estrés: respecto a la agresividad que causa, está demostrado que la influencia del calor carga de hostilidad a quien conduce.
  4. La duración en la conducción, ya que con más calor es más difícil aguantar jornadas largas al volante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*