El Casco de Seguridad Laboral. Complemento de seguridad del que no debemos prescindir

En muchas de las actividades laborales los trabajadores corren riesgos innecesarios poniendo en peligro su integridad física por no tomar las debidas pregauciones. El casco es un elemento fundamental que puede salvarnos de sufrir las peores consecuencias tras un accidente laboral.

El responsable de la empresa y/o seguridad de la empresa debe adquirir el equipo de seguridad apropiado antes de que ningún trabajador expuesto a riesgo de accidente comience con su actividad profesional.

El casco de seguridad en el trabajo sirve principalmente para proteger al trabajador de cualquier objeto de un peso considerable o de forma que pueda dañar y provocar heridas al trabajador cayendo de una altura superior a la del operario y pueda golpear la cabeza de este.

El casco de seguridad debe ser sustituido por uno nuevo tan pronto reciba o sufra cualquier tipo de deterioro. Aunque el casco no haya sufrido ningún golpe o fractura, es aconsejable cambiarlo después de 5 o 6 años de utilización.

Existen diferentes tipos de casco como por ejemplo los fabricado especialmente para soportar grandes temperaturas, los que son más resistentes, los preparados para aguantar diferentes voltajes eléctricos, los que están especialmente creados para proteger de impactos laterales o verticales, etc.   

Visita nuestra web Grupo Real y consulte nuestros servicios. Si necesitas más información te atenderemos sin compromiso.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*