¿Está el GLP afianzándose poco a poco?

En los últimos meses se está observando un aumento importante de las matriculaciones de vehículos alternativos. Se trata de un crecimiento por encima de la media del mercado, aunque su cuota siga siendo baja en términos absolutos. Es lo que ocurre con los vehículos propulsados por GLP (gas licuado del petróleo). Y es que en el primer semestre de este 2018, las matriculaciones de vehículos de este tipo se han quintuplicado.

Según los datos proporcionados por la Dirección General de Tráfico (DGT), en los primeros seis meses de 2018 se han matriculado 7.638 unidades en España con GLP de fábrica. A esta cifra hay que sumarle otras 2.832 unidades, mayormente con motores de gasolina, que se han convertido al GLP, a través de instaladores independientes. Porcentualmente, supone un 40% más que en el primer semestre de 2017.

Ventajas del GLP

A nadie le hace gracia que le pongan limitaciones en su movilidad, como está ocurriendo con los modelos diésel. Pero para los más precavidos, el GLP es una alternativa segura, ya que este tipo de propulsión recibe el distintivo ECO.  Todos los nuevos vehículos GLP -y los convertidos si superan al menos el Euro 4- tendrán más facilidad para moverse si las administraciones finalmente cumplen con su aviso de terminar con el diésel.

También es relevante el hecho de que sean más baratos que los eléctricos, y a diferencia de un híbrido, se puede elegir entre más marcas.

No hay que olvidar tampoco que el ahorro de combustible por usar GLP se sitúa en el 40%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*