El hidrógeno pide paso como combustible

El hidrógeno es un elemento químico que en combinación con el oxígeno produce agua y calor. Inversamente, mediante electrolisis puede separarse el hidrógeno y el oxígeno del agua.

El hidrógeno, pues, puede considerarse un elemento inagotable y por lo tanto la energía producida es de origen renovable. Las ventajas del hidrógeno como combustible son muchísimas.

En primer lugar, diremos que no genera gases de efecto invernadero, sino vapor de agua. Para poder utilizar hidrógeno a nivel macro, es necesario el establecimiento de una red de hidrogeneras (gasolineras de hidrógeno) para el suministro de pilas de hidrógeno a los automóviles.

Paralelamente se requiere la fabricación de automóviles compatibles con este tipo de combustible. Mientras se desarrolla la logística y tecnología necesaria para que este combustible puede ser utilizado por la mayoría de los usuarios, podemos apoyar la transición ecológica gracias a los vehículos híbridos, a los coches 100% eléctricos y a los coches con GLP (gases licuados del petróleo).

Estamos sumidos en pleno proceso de transición energética y entre todos podemos hacer esfuerzos encaminados a alcanzar un futuro de cero emisiones y uso de energías renovables y limpias. El hidrógeno, en este sentido, puede ser un aliado potencial hacia un futuro verde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*