La etiqueta ECO y cómo conseguirla en tu coche

En algunos vehículos ligeros con motor de combustión gasolina o diésel existe la posibilidad de obtener la etiqueta ECO. Para ello es necesario realizar una transformación en el motor para contaminar menos. En las próximas líneas te explicamos cómo hacerlo y las distintas posibilidades que están a tu alcance.

Tal y como se recoge en la Disposición 3828 del BOE número 96 de 2016, este distintivo ambiental puede aplicarse a todo turismo y furgoneta que cumpla ciertos requisitos. Entre ellos, ser un híbrido o propulsados por gas natural licuado o comprimido (GLP/GNC). En todo caso, deben cumplir los criterios de la etiqueta ‘C’.

La etiqueta C

A su vez, para lograr el distintivo C, debe haberse homologado de acuerdo a la normativa Euro 4, Euro 5 o Euro 6, en el caso de los gasolina, o Euro 6 en el caso de un diésel. Teniendo esto en cuenta, podemos acotar las tecnologías que permiten contar con el distintivo ECO.

Es importante notar el hecho que esto supone: los híbridos gasolina de normativa Euro 3, como el primer Toyota Prius, o los híbridos diésel de normativa Euro 5, como los Peugeot HYbrid4, quedarían fuera y no podrían lograr la etiqueta.

Convertir en bifuel

Convertir en híbrido un coche que no se ha diseñado como tal es posible, pero con un coste bastante disuasorio. Por lo tanto, el modo más simple y más empleado para transformar un turismo para ser ECO es convertirlo para usar autogás/GLP o gas natural comprimido/GNC. Estas transformaciones convierten los coches en bifuel o bicombustible, ya que pueden funcionar de la misma forma que antes de la transformación, o con un combustible gaseoso alternativo en depósitos aparte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*