Las 5 cosas que debes saber antes de comprarte un coche

Ya sabemos que antes de elegir o comprar un coche debemos pensárnoslo muy bien, ya que no es una decisión que debamos tomárnosla a la ligera, por esto mismo, en Grupo Real te señalamos las 5 cosas que debes saber antes de comprarte un coche. 

Lo primero, antes de visitar ningún concesionario es perfilar el coche que necesitas. Para ello te vendrá bien dar respuesta a las siguientes cuestiones:

  • ¿Para qué necesitas el coche? Puede que tu sueño sea conducir un súperdeportivo, pero la realidad es que un familiar, sería mucho más conveniente para llevar a los niños al colegio, ir al trabajo y hacer las escapadas familiares de fin de semana. Piensa cuál será el uso principal que darás a tu vehículo y busca un modelo en el segmento (berlina, monovolumen, SUV…) que mejor cubra esas necesidades.
  • ¿Qué motor/potencia quieres? A menos que te vayas a meter en un circuito o busques un coche para hacer rutas 4×4, lo más probable es que a tu coche le vayas a dar tres usos principales:

- Ciudad. Con un motor de entre 90 y 100 CV tendrás más que suficiente.

- Carretera. Si vas a salir de ciudad busca un motor algo más potente, como los 136 CV.

- Montaña. En terrenos más exigentes te convendrá usar potencias superiores. De 197 CV es una muy buena opción.

  • Consumo y mantenimiento. Se suele pensar que a más potencia, mayor consumo y, de paso, mayores costes de mantenimiento. Y lo cierto es que era así (más o menos), hasta la llegada de los híbridos. Si optas por un coche híbrido no tienes por qué renunciar a mucha potencia (depende de la mecánica que busques); lo que sí conseguirás es bajar el consumo, sobre todo si circulas por ciudad,  y el mantenimiento.
  • Diseño y extras. Todo lo anterior está muy bien, pero el diseño también es importante. ¿O vas a comprar un coche que cumple a nivel mecánico y de prestaciones pero que no te entra por el ojo? Recuerda que hay modelos que ofrecen listas de personalización para que completes el look perfecto para tu coche.
  • Precio. Sí, toca hablar de dinero porque por mucho que no nos guste, la realidad es que al final compramos el coche que podemos pagar. La buena noticia es que siempre hay un modelo que te gusta por estética, mecánica y equipamiento que (más o menos) se adapta a lo que puedes pagar.

 

Fuente: Autobild

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*