¿Qué significa cada nueva etiqueta de combustible?

Cómo ya contamos en una entrada anterior, la UE está implantando una nueva normativa de etiquetas. Si bien ya te trajimos toda la información de cómo seguir repostando en tu estación de servicio CEPSA sin mayores complicaciones, en esta ocasión queremos detenernos en explicar exactamente qué significa cada nueva etiqueta.

Estas toman la forma de siglas alfanuméricas para agrupar diferentes tipos de combustible.

Símbolos geométricos, letra y número

Todas las nuevas etiquetas se componen de 3 rasgos. Lo primero en lo que hemos de fijarnos es en la figura geométrica de la etiqueta. Si la figura es circular, se tratará de gasolina; si la figura es cuadrada, de diésel, y si la figura es un rombo, de un combustible alternativo de origen gaseoso.

En las gasolinas, encontraremos una E seguida de un número. Esto es un indicador de que contiene etanol, y en qué porcentaje. Es decir, E5 significa un 5% de etanol.  Esto es importante, puesto que si nuestro coche admite combustibles con hasta un 10% de etanol podríamos utilizar gasolina E5 y E10, pero no gasolina E85, por ejemplo.

Con los diésel sucede algo parecido: junto a la letra B aparecerá un número que indicará el porcentaje de biodiésel del combustible. El E7 (diésel convencional) o el E30 (hasta ahora llamado biodiésel en muchas estaciones), serán los más habituales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*