Seguridad en camiones cisterna: Grados de llenado

En los depósitos destinados al transporte de materias líquidas a temperatura ambiente, no deben superarse los grados de llenado.

Para las materias inflamables que no presentan otros riesgos (toxicidad, corrosividad etc.), cargados en compartimentos provistos de dispositivos de aireación o de válvulas de seguridad (incluso si ésta está precedida de disco de ruptura), el grado de llenado es:

grado1

 

Este valor representa el % de capacidad, siendo α el coeficiente medio de dilatación cúbica del líquido entre 15 y 50 ºC, es decir para una variación máxima de ti de 35 ºC y ti la temperatura media del líquido en el momento de llenado. El valor de α viene dado por la expresión: siendo d15 y d50 las densidades del líquido a 15 ºC y 50 ºC respectivamente.2

Lo anterior no resulta de aplicación a los depósitos cuyo contenido se mantiene a una temperatura superior a 50 ºC durante el transporte, mediante dispositivos de recalentamiento. En tal supuesto, el grado de llenado en la carga debe ser tal y la temperatura controlada de tal manera que el depósito durante el transporte no esté nunca más lleno del 95% y no se supere la temperatura de llenado.

En el caso de productos petrolíferos, los grados de llenado son:

3

Estos porcentajes de llenado permiten disponer de un elemento de seguridad adicional, al poder hacer uso de los sensores de nivel contra rebosamiento, fijándolos, interior y solidariamente a los compartimentos, a la altura correspondiente al grado máximo de llenado. De esta forma, al superar el líquido este nivel máximo, se activa el indicador de nivel que detiene de forma automática el flujo de carga por cierre de las válvulas de alimentación. Uno de los sistemas de detección consiste en utilizar una resistencia, sensible a la temperatura, que se calienta con una señal eléctrica, intrínsecamente segura, procedente de la isleta de carga.

Cuando el producto, a temperatura menor, entra en contacto con la sonda, ésta se enfría, produciéndose una variación en el valor de la resistencia eléctrica, variación que provoca el cierre de la válvula de carga. En el contexto de este apartado resulta oportuno poner de manifiesto, finalmente, que los depósitos destinados al transporte de materias líquidas (viscosidad cinemática a 20 ºC inferior a 2.680 mm2/s) , que no estén compartimentados para una capacidad máxima de 7.500 l. por medio de tabique de separación o rompeolas, deberán llenarse, por lo menos, al 80 % de su capacidad, salvo que circulen prácticamente vacíos.

 

 

Fuente: insht.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*