Válvula EGR: averías y mantenimiento

Si alguna vez has tenido alguna avería con tu coche diésel es posible que hayas oído hablar de la válvula EGR. Es un pequeño dispositivo que suele dar bastantes quebraderos de cabeza a los conductores, ya que se trata de una de las averías más frecuentes en este tipo de vehículos.

La válvula EGR cumple una función bastante delicada, pero crucial para que los diésel puedan cumplir con la normativa europea de emisiones. Se encarga de hacer disminuir las altas temperaturas en la cámara de combustión, y, al mismo tiempo, reducir los óxidos de nitrógeno (NOx).

Es, por tanto, un elemento estrechamente relacionado con la ecología y el catalizador y, por eso mismo motivo, uno de los elementos que más se miran en la nueva ITV, que lleva unos meses en vigor.

Si no funciona como debe, puede provocar daños y averías en el motor, el cigüeñal o los cojinetes. Circular a pocas revoluciones y velocidades largas perjudica su funcionamiento, ya que así es expuesta a más gases de escape. La partículas que este contiene acaban contaminando y saturando la válvula EGR.

Mantenimiento con un lubricante de calidad

Además de evitar situaciones como la arriba descrita, queda claro que una buena salud del motor es clave para que la válvula EGR presente un funcionamiento correcto. Por ello, desde GRUPO REAL recomendamos utilizar sólo lubricantes con garantías. Pregunta a nuestro equipo por lubricantes que conserven el motor de tu diésel como nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*